El EPDM es una membrana de caucho sintético. Está recomendada  principalmente para:

  1. Impermeabilización de cubiertas

  2. Impermeabilización de balsas y estanques.

 

 

Entre sus principales ventajas destacan:

  1. Durabilidad: Tiene una durabilidad aproximada de 50 años

  2. Ahorro:  Facilita la instalación  y disminuye los tiempos de  ejecución

  3. Versatilidad: Es resistente al ozono  a los rayos ultravioletas  y mantiene intactas  sus propiedades  a temperaturas extremas.